La tabla de cortar es uno de los utensilios de cocina que usas todos los días para preparar alimentos y es la responsable de albergar gérmenes como la E.coli, salmonela o campylobacter, que son la causa más común de enfermedades bacterianas transmitidas por los alimentos.

Las tablas para cortar y picar son una fuente peligrosa de contaminación cruzada si no se limpian, almacenan y usan correctamente.

Debes evitar el uso del paño de cocina si estás limpiando la tabla después de preparar carne, pollo o verduras crudas, ya que las bacterias de estos alimentos pueden contaminar el paño y luego propagarse por la cocina cuando limpies la siguiente superficie.

1. Piensa antes de utilizar la tabla de cortar:

Si tienes la tabla sobre la encimera de la cocina, ¿sabes para qué se utilizó anteriormente?
Si no lo sabes, asegúrate de que esté limpia antes de usarla, especialmente si la utilizas para cortar algo que no vas a cocinar después, como un sándwich.

2. Utiliza diferentes tablas para cada alimento.

Asegúrate de no mezclar las tablas; cuando prepares alimentos, es importante usar diferentes tablas para alimentos crudos que se van a cocinar posteriormente o alimentos crudos listos para comer.

La carne cruda, especialmente el pollo, puede dejar rastros de salmonela y campylobacter que causan intoxicación alimentaria. Los  vegetales también pueden propagar bacterias, como el E. coli  o insectos responsables de intoxicaciones alimentarias. Todos estos gérmenes pueden contaminar cualquier otro alimento que se prepare en la misma tabla de cortar.

Por ejemplo, primero cortas un puerro y luego cortas un tomate. Lo más fácil es que se produzca una contaminación cruzada; la bacteria salta del alimento crudo que se va a cocinar después, al alimento crudo que se va a comer posteriormente en una ensalada.

3. Reemplaza tu tabla de cortar regularmente

Cuando se raya la tabla de corta, las bacterias se esconden y crecen en los restos microscópicos de los alimentos alojados en los rasguños y grietas de la tabla para luego transferirse a los alimentos.

Asegúrate de que todas las tablas se mantienen en buenas condiciones. Si una tabla de madera o plástico se abre o agrieta, será muy difícil limpiar bien; deséchala.

Un buen consejo; cuando una tabla de cortar se vuelve tan áspera que puede engancharse con un paño, ha llegado el momento de reemplazarla.

4. Consejos y tratamientos efectivos para limpiar y desinfectar las tablas de cortar

La desinfección es la clave cuando estás limpiando tu cocina, especialmente la tabla de cortar. Los líquidos lavavajillas son buenos para lavar platos, pero no todos los jabones contienen ingredientes que maten las bacterias; ayudan a eliminarlas, pero no las matan.

Debes limpiar y desinfectar regularmente tus tablas de cortar de plástico y madera pero el uso de agua y detergente para lavavajillas debilita las fibras de madera de la superficie de las tablas de cortar y es ineficaz.

Un lavaplatos desinfecta con calor, pero si no lo utilizas, emplea algún método de los que te enseñamos aquí:

Zumo de limón y sal:

  1. Espolvorea la tabla de cortar con sal gruesa. Frota la superficie de la tabla con una mitad del limón con el lado cortado hacia abajo, apretando ligeramente para liberar el jugo de limón a medida que avanzas.
  2. Deja reposar, luego raspa la superficie de la tabla con la cuchilla de la cocina por ejemplo: deje reposar otros 5 minutos, y luego raspa y desecha el líquido gris y sucio que saldrá de la tabla de madera.
  3. Finalmente, enjuaga la superficie con agua y una esponja limpia y húmeda.

Desinfección con vinagre:

  1. Frota la superficie de la tabla de cortar con buen vinagre blanco después de cada uso. El ácido acético en el vinagre es un buen desinfectante, efectivo contra bacterias como E. coli , Salmonella y Staphylococcus .
  2. Si además de desinfectar, necesitas desodorizar la tabla de cortar, esparce un poco de bicarbonato de sodio en la tabla y luego rocía el vinagre blanco sin diluir. Déjalo que haga espuma y burbujas entre cinco y diez minutos;
  3. Finalmente, enjuaga la superficie con un paño limpio humedecido en agua fría.

El Agua Oxigenada (peróxido de hidrógeno) ordinario al 3% mata las bacterias.

El Agua Oxigenada es un asesino seguro de bacterias, el aliado que necesitas para luchar contra la proliferación de bacterias en tu tabla de cortar, especialmente después de cortar pollo u otra carne.

  1. Primero utiliza una toalla de papel para limpiar la tabla con Vinagre, luego usa otra toalla de papel para limpiarla con peróxido de hidrógeno.

El bicarbonato de sodio hará una limpieza profunda.

  1. Mantén la tabla de cortar de madera o plástico limpia restregándola ocasionalmente con una pasta hecha de 1 cucharada de bicarbonato de sodio, sal y agua.
  2. Enjuaga bien con agua caliente.

La lejía purificará la tabla de cortar

  1. Limpia la superficie de la tabla con un cepillo humedecido en una solución de 1 cucharadita de lejía diluida en 2 litros de agua.
  2. Frota haciendo pequeños círculos, y ten cuidado de no saturar la madera. Para finalizar limpia la superficie con una toalla de papel ligeramente húmeda y luego sécala inmediatamente con un paño limpio.

Al no reemplazar regularmente tus tablas de cortar, estás poniendo en riesgo tu salud y la de toda la familia. Una tabla de cortar es la manera perfecta de propagar los gérmenes.

Tabla de cortar de CODIGO 100

Código 100

En la tienda CÓDIGO 100 de Astorga estamos comprometidos con la calidad de nuestros productos y el buen servicio a nuestros clientes, ofreciendo siempre el precio más ajustado posible. Visita esta página; nos conocerás mejor y sabrás encontrarnos!!