Asar castañas, ya sea sobre fuego o en el horno, evoca muchos recuerdos entrañables.

Nos gusta asar castañas para luego degustarlas acompañando un buen vino o un plato de comida especial. Las castañas son nueces comestibles que se cultivan en las regiones templadas de Europa y América del Norte, en climas fríos con heladas y nevadas.

Están disponibles para el consumo desde finales de septiembre hasta enero. Para conseguir las mejores castañas para asar elegirás las castañas más grandes que puedas encontrar, las más brillantes y que sean pesadas para su tamaño.

Asar castañas en el horno para obtener el máximo sabor ¿Cómo se hace?

Asar castañas es un gran pasatiempo de invierno, y es más fácil de lo que piensas.

Cortes en la piel de la castaña

1. Haz una incisión en la cáscara de la castaña con cuidado.

Coloca las castañas sobre su lado plano y, con un cuchillo afilado haz una hendidura larga en forma de cruz en la parte superior. Asegúrate de cortar con cuidado la cubierta exterior y la membrana interior, para que no “exploten” las castañas en el interior del horno.

Hervir las castañas

2. Hierve las castañas (Opcional)

Coloca las castañas en una olla de agua fría. Tan pronto como el agua comience a hervir, retira las castañas y colócalas en una bandeja para hornear poco profunda.
Este rápido hervido creará el ambiente perfecto para que se cree vapor una vez las introduzcas en el horno caliente.

Asar castañas en el horno

3. Asa castañas en un horno durante 30 minutos hasta que se abran.

Precalienta el horno a 200 ° C. e introduce las castañas colocándolas en una bandeja para asar lo suficientemente grande como para disponer una capa de castañas sin tenerlas hacinadas
Ásalas en el horno durante unos 20-30 minutos o hasta que las pieles se hayan abierto alrededor de la cruz y la carne esté tierna y dorada.
Vigila la cocción; tanto el exceso de cocción o la cocción insuficiente de las castañas dará como resultado unas castañas con la carne dura y la piel interior imposible de quitar.

Asar castañas en la sartén

3. O puedes asar castañas con fuego en una sartén de hierro.

Para asar castañas también puedes utilizar una sartén de hierro con agujeros en el fondo. Calienta la sartén de hierro a fuego medio. Agrega las castañas con la piel cortada a la sartén en una sola capa y cocínalas alrededor de 15 minutos.

Asegúrate de vigilar y agitar la sartén cada pocos minutos para dar vuelta a las castañas. Estarán listas cuando la piel externa esté carbonizada y las cruces de los cortes hayan comenzado a desprenderse, exponiendo la capa interna y la propia castaña.

Para finalizar, es necesario enfriar y pelar las castañas.

4. Para finalizar, es necesario enfriar y pelar las castañas.

Estarán muy calientes, así que envuélvelas en un paño durante unos minutos. Una vez que se hayan enfriado lo suficiente las castañas como para manipularlas, pero aún lo suficientemente calientes para trabajar, despega la piel exterior y retira la membrana marrón interna.
Usa unos guantes resistentes al calor, o un paño de cocina para no quemarte las yemas de los dedos.

Sírvelas de inmediato lo más calientes posible.

5. Sírvelas de inmediato lo más calientes posible.

Te proponemos unas sartenes de calidad para asar castañas que puedes encontrar en la tienda:

Sartén para Asar Castañas de Ibili

Sartén para Asar Castañas de Ibili

Sartén para asar castañas de hierro Garcima

Sartén para asar castañas de hierro Garcima

Sartén para asar castañas esmaltada Garcima

Sartén para asar castañas esmaltada Garcima

Código 100

En la tienda CÓDIGO 100 de Astorga estamos comprometidos con la calidad de nuestros productos y el buen servicio a nuestros clientes, ofreciendo siempre el precio más ajustado posible. Visita esta página; nos conocerás mejor y sabrás encontrarnos!!