Cómo hacer pan en la sartén (sin horno)

Puedes hacer tu propio pan sin horno. Cocina un delicioso y esponjoso pan con tan solo una sartén y un par de ingredientes. 

Cómo hacer pan en la sartén (sin horno)


Los avances tecnológicos desde las primeras sartenes a las actuales han supuesto una mejora en la forma en que se cocinan los alimentos. En la actualidad la versatilidad de las sartenes en la cocina permite hacer múltiples platos que nunca te imaginaste.

Por ejemplo, hacer pan sin horno usando únicamente una sartén. 

Receta paso a paso del pan sin horno

Ingredientes (para unos 10 panecillos grandes):

  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de agua
  • 1 huevo
  • 30 gr. de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de levadura de panadería seca
  • 1/2 cucharadita de sal

¿Cómo se hace?

  1. Mezclar en un bol la harina, la levadura y la sal. 
  2. Añadiremos agua templada, el aceite y el huevo; momento en el que comenzaremos a amasar. 
  3. Cuando consigamos una masa más o menos homogénea, la pasaremos a la mesa (previamente espolvoreada con un poco de harina, para que no se pegue) y seguiremos amasando un par de minutos más.
  4. Dejar reposar la masa en forma de bola en un recipiente untado con unas gotas de aceite durante unos 15-20 minutos. 
  5. Pasado este tiempo, pondremos de nuevo la masa en la mesa (que ya tendrá un poco de harina). 
  6. Con ayuda de un rodillo, estiraremos la masa hasta que tenga más o menos un dedo de grosor.
  7. Haremos bollitos pequeños, unos 10 panecillos individuales, que recortaremos un cortador redondo.

¡Ahora es el momento de sacar nuestra sartén Magefesa/Vitrinor! 

Es fundamental la sartén cuente con un buen antiadherente que nos permite cocinar los bollos de pan sin que se peguen.

Pon tu sartén Magefesa/Vitrinor a fuego bajo y coloca dos o tres panecillos en ella, separados entre sí porque luego aumentan un poco de tamaño. 

Tapar y cocinar unos 4 minutos sin aumentar el fuego. 

Os recomendamos que utilices una tapa con salidas de vapor para realizar una cocción de los alimentos adecuada, manteniendo las propiedades de los mismos.

Por último, les daremos la vuelta y los cocinaremos otros tres o cuatro minutos más, también tapados. ¡Y listo!

Ya están perfectos para comer, solos o acompañados tanto de dulce como de salado. 



Idea original de Magefesa/Vitrinor.


Publicar un comentario

Muchas gracias colaborar escribiendo un comentario.
Los comentarios serán revisados por un administrador antes de publicarse.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Sección Decoración Navideña